La poesía como instrumento de precisión. Álvaro García


En un taller con método de seguimiento personalizado, con escritura en las sesiones y la aspiración concreta a que cada tallerista pueda ir haciendo su libro de poemas a lo largo de los meses, se seguirá un programa que propone una idea de la poesía como instrumento de precisión

que opera sobre lo más impreciso: nuestra existencia, el mundo actual, el texto del futuro. Poder pasar, rilkeanamente, de decir ‘yo soy’ a decir ‘esto es’.

Idealmente, la poesía debe derrotar al tiempo y ser una ruptura de la medida de lo práctico. Buscaremos la ‘soltura’ del poema, nuevos espacios para nosotros mismos en el poema; partiremos de lo personal para hacer algo más que expresión individual. Trabajaremos a fondo para que en nuestro poema tenga sitio, como sin querer, el rumor gozoso y trágico de la humanidad, en un impacto bello que nos saque un poco de nuestra vida, justificando un poco nuestro estar en el mundo.

  1. Tu propio proyecto, antes de empezar
    Qué esperas de la poesía
    Tus intentos y logros previos, cómo son
    Dónde puede estar tu fuerza, tu originalidad
  1. Tu propia vida, para empezar
    Percepción, sensitividad, concreción.
    Ráfagas de lo vivido, lo sentido y lo pensado.
    Movimiento por síntesis, contrapunto.
    Buscar, no rebuscar: la ‘inocencia’ del poema.
  1. Contra el coágulo del yo
    Que la vida no pueda más que el poema. Derechos del poema como artefacto destinado a durar más que nosotros.
    Mejor que jugar con las palabras, jugar con nosotros mismos a través de las palabras. Distancia con los lenguajes prácticos, distancia con el mundo práctico.
  1. Revelaciones: de la significación al sentido
    La trascendencia implícita
    La poesía involuntaria del mundo
    Lo válido para todos
    La lectura de lo que se esconde
  1. La conservación en frío
    El vigor, la tensión enunciativa: hacia la acuñación, hacia lo que perdura.
    La forma como perspectiva, la métrica como ‘segunda opinión’ a cargo del lenguaje.
    La reinvención de los materiales: duración, extensión, intensidad.
    Integración, jazz verbal o ideograma.
    Cuando tiene sentido la falta de significado.
  1. El progreso humano de la poesía. El ‘estado poético’
    Poesía esencialmente social. Las propuestas de Gombrowicz. El ejemplo de Eisenstein, el ejemplo de Pound.
  1. Tu libro de poemas
    ‘Inspirar al lector’.
    Corregir.
    Preparación del libro.
    Los premios.
    Publicar.

En colaboración con Fuentetaja. Impartido por Álvaro García.
De noviembre de 2014 a junio de 2015
Todos los jueves desde el 20 de noviembre de 2014.
De 18.00 a 20.00 horas.
Precio: 85 €/mes
Sala 117-2
La Térmica

Inscríbete en este taller (a través de la web de Fuentetaja)

Álvaro García (Málaga, 1965) es doctor en Teoría de la Literatura y ha publicado los libros de poesía La noche junto al álbum (Premio Hiperión, 1989), Intemperie (1995), Para lo que no existe (1999), Caída (2002), El río de agua (2005), Canción en blanco (Premio Loewe y elegido por El Cultural “mejor libro de poesía en español 2012”) y Ser sin sitio (2014). Traductor de Auden, Larkin, Margaret Atwood, Kipling, Kenneth White, Ferlinghetti, Edward Lear y Ruth Padel, es también autor de los ensayos Poesía sin estatua. Ser y no ser en poética (2005) y Pararnos a mirar (2009). Una antología de su poesía traducida al inglés se ha publicado en 2014 bajo el título de Falling and Other Poems. Los talleres de creación literaria que Álvaro García ha dado durante años en Málaga (Centro del 27, Centro Andaluz de las Letras, Instituto Municipal del Libro, Fundación Picasso, Universidad de Málaga), Marbella (Centro Cultural Hospital Real de la Misericordia) y Ronda (Academia Yes, Seminario Rilke) tienen una excelente acogida, con resultados como una antología de autores surgidos del taller –El Club de los Poetas Urbanos-. Como explica Álvaro en el prólogo a esa obra (2012), sus talleres animan sobre todo a “atreverse a nombrar la cosa directamente, olvidándose de las cornucopias literarias del colegio y de la idea de la poesía como un lenguaje aparte. Se trata de la literatura -ejercida en vivo en el taller- como un llevar el lenguaje normal a sus máximas consecuencias, con las cualidades que en cualquier conversación pueda haber de contrapunto y de concreto y, sobre todo, de naturalidad: no hay por qué salir a la escritura disfrazados de escritores. … Das el paso que hay que dar para mover el fardo de milenios de sentimentalismo y retoricismo en que nos paralizan desde niños con la idea de la literatura como reserva de palabras y sentimientos previamente literarios.” El taller está pensado para poner en práctica realmente contemporánea una poesía que, en vez de afanarse en opinar o teorizar sobre los sentimientos, deja convivir en la página elementos concretos que, al rozar entre sí, hacen saltar la chispa involuntaria de la significación, evitando el andamio moralizante o lógico y en busca de una euforia indulgente, con melodía de visiones, ráfagas de conciencia y conexiones imprevistas. Lejos del consabido aplazamiento del tener algo que decir y no saber cómo, durante estas sesiones prácticas los alumnos vienen comprobando que escribir poesía es más fácil de lo que parece, a poco que se confía en un lenguaje sencillo organizado de manera potente.

www.fuentetajaliteraria.com

Facebooktwitterby feather