La Casa Museo de Rosalía de Castro

CASA MUSEO ROSALIA WEB
La Casa Museo de Rosalía de Castro. Javier García Vázquez

Rosalía de Castro (Santiago de Compostela, 24 de febrero de 1837 – Padrón, 15 de julio de 1885) poetisa y novelista española en lengua gallega y castellana, figura central del Rexurdimento de la literatura gallega en el siglo XIX, autora de Cantares gallegos (1863), obra fundamental de aquel movimiento que, junto con Eduardo Pondal y Curros Enríquez, representa Rosalía de Castro. Cantares Gallegos es uno de los primeros libros enteramente escritos en gallego y considerado como la primera gran obra de la literatura gallega contemporánea.

Hija de madre soltera (María Teresa de la Cruz de Castro), perteneciente a la baja nobleza gallega. Se ha venido sosteniendo que su padre fue el sacerdote José Martínez Viojo, si bien no existe, al parecer, ninguna prueba documental que lo corrobore. Contrariamente a lo que se vino diciendo durante décadas (que se había criado con sus tías paternas en la aldea de Ortoño, pasando a vivir con su madre a los 10 años), tras los trabajos realizados por Victoria A. Ruiz de Ojeda, sabemos que la infancia de Rosalía transcurrió siempre al lado de su madre, en Padrón.

Rosalía nunca disfrutó de buena salud; estuvo siempre luchando con la enfermedad y, a menudo, con cierta penuria. En sus obras puede apreciarse su gran personalidad, su carácter recio y una profunda empatía con los desvalidos (en concreto con los campesinos gallegos emigrantes).

Murió de cáncer ,a los cuarenta y ocho años de edad, en su casa de Padrón, hoy convertida en Casa Museo y sede de la Fundación que lleva su nombre. A pesar de que pidió que sus restos descansaran en su cantado cementerio de Adina, en Iria Flavia, en 1891 su cuerpo fue exhumado y trasladado al Panteón de Galegos Ilustres en la Iglesia de Santo Domingo de Bonaval (Santiago de Compostela), donde actualmente se encuentra. Conviene recordar sus versos:

O simiterio da Adina

n’hai duda que é encantador,

cos seus olivos escuros

de vella recordazón;

co seu chan de herbas e frores

lindas, cal no’outras dou Dios;

cos seus canónegos vellos

que nel se sentan ó sol;

cos meniños que alí xogan

contentos e rebuldós;

cas lousas brancas que o cruben,

e eos húmedos montóns

de terra, onde algunha probe

ó amañecer se enterróu.’

Nos acercamos hasta Padrón, donde, enfrente de La Rosa (Estación de ferrocarril de la localidad) se encuentra la casa Museo de Rosalía de Castro. Allí nos recibe el Presidente de su Fundación, D. Anxo Angueira.

Javier García (JG): ¿Cómo y cuándo nace la idea de crear la Casa Museo, hoy Fundación, de Rosalía de Castro?

Anxo Agueira (AA): La idea de recuperar la casa en que pasó sus últimos años y murió Rosalía en 1885 es un proyecto comunal que nace como aspiración desde prácticamente ese mismo año. Pero la adquisición de la casa no se consigue hasta finales de los años cuarenta, que es cuando se crea el Patronato. Aun así hubo que esperar a 1971 para que esta casa se convirtiese, después de importantes obras de rehabilitación y acondicionamiento, en Casa-Museo. En 1995 el Patronato se convierte en Fundación y, desde el año pasado, hemos hecho nuevas obras de reacondicionamiento —de todo punto indispensables— para llevar adelante un nuevo proyecto museográfico.

JG: Siempre que vengo a Padrón me paso por la Casa de la Matanza; enfrente de La Rosa. Y siempre me quejo del abandono del entorno, con la estación medio deteriorada y con tanto graffiti innecesario, una estación de la red Vigo-A Coruña, que con tanta eficacia contribuye a la articulación del sur con el norte gallego. ¿No debería el Ayuntamiento -o quien corresponda- adecentar el entorno de la Casa Museo?

AA: La Casa, con su huerta de rica botánica, está perfectamente decente. La estación de tren, lamentablemente, sufre el abandono que sufren los transportes de cercanías por ferrocarril. Se trata de la primera línea férrea de Galicia (Santiago – Vilagarcía), que Rosalía y Murguía usaron con frecuencia. Ese también es su valor y ese debería ser también un motivo para su cuidado.

JG: ¿Qué actividades desarrolla la Casa Museo de Rosalía de Castro?

AA: Tenemos un calendario de actividades que incluye dos fechas especialmente relevantes: 24 de febrero (nacimiento) y 15 de julio (muerte). Pero también organizamos eventos en nuestro auditorio no inicialmente previstos (conferencias, exposiciones, presentaciones…) e incluso en otras localizaciones; tal es el caso de la exposición celebrada en Vigo sobre Cantares gallegos en 2013. También organizamos premios literarios, como el de poesía escolar, y hacemos igualmente publicaciones, como la reciente biografía cuatrilingüe.

JG: ¿Con qué apoyos cuenta para su sostenimiento?

AA: Contamos con el apoyo económico de varias instituciones, como la Xunta de Galicia, los ayuntamientos de Padrón y Santiago, y la Diputación de A Coruña.

Y también para nosotros es importante la autofinanciación a través de las visitas a la casa.

JG: A su entender, ¿son suficientes estos apoyos para los fines que se han planteado desde la Fundación?

AA: Es imposible hacer más con un presupuesto que no llega a 100.000 euros. Y la mayor parte de las actividades se consigue realizarlas gracias al trabajo desinteresado y voluntario de muchas personas. Pero para aumentar y consolidar nuestra presencia social, nuestras publicaciones y nuestras actividades es preciso un mayor apoyo, naturalmente.

JG: Los poderes públicos suelen recortar en gastos culturales (yo prefiero llamarlo inversión cultural) en tiempos de crisis, ¿acaso el presupuesto de la Fundación se ha mermado estos años por mor de la dichosa crisis que nos asola?

AA: Se ha mermado en más del cincuenta por ciento en los últimos tres años! Si, claro que siempre paga la cultura en los recortes. Y es porque ignoramos que la cultura también es alimento, también es un pan imprescindible, incluso en los tiempos de crisis. En nuestro caso especial, además, Rosalía es todo un emblema para Galicia que cumple proteger y dignificar.

JG: ¿Qué funciones han pensado para el edificio aledaño que tiene por inscripción ESTUDIOS ROSALIANOS?

AA: Lamentablemente es un edificio que, antes de otra cosa, es necesario reacondicionar. Una vez realizado esto, a nosotros nos gustaría que fuese sede para la investigación (profesorado y alumnado) de todo el rosalianismo, y no sólo del estrictamente académico. El edificio, una vez rehabilitado, podría incluso ser residencia temporal de investigadores o escritores.

JG: ¿Nos podría reseñar, en pocas palabras, la importancia de Rosalía de Castro en la cultura gallega, no sólo en España, sino también en América latina, esa otra Galicia de la emigración y con la que tanto se solidarizó Rosalía?

AA: Para Galicia Rosalía de Castro es algo más que una escritora. Ninguna otra figura literaria o cultural, o política, o lo que fuere, los une tanto alrededor del sentimiento de pertenencia a una tierra. En parte porque en su obra retrata la alegoría nacional de todo su pueblo, incluida la emigración. En el fondo son su rebeldía y ese estar siempre al lado de los humildes las ideas generales que maneja el pueblo gallego cuando escoge Rosalía de Castro para darle nombre a una escuela, a una calle, a un grupo folclórico, a una sociedad de emigrantes… Y que Rosalía seguirá siendo bandera de Galicia, no merece ninguna duda. Su imagen está destinada a acompañar e iluminar para siempre el proyecto que ella misma ayudó decisivamente a poner en marcha: el de la dignidad y el de la libertad.

JG: Más allá de su obra, para muchos, Rosalía fue también una mujer libre y feminista, con lo que suponía ser eso en aquella España del XIX.

AA: Desde luego. Rosalía como intelectual y feminista fue pionera en el XIX, desde sus primeros textos. En la Casa-Museo exhibimos con orgullo “Lieders”, de 1858, lo que puede considerarse el primer manifiesto feminista. Por otro lado, que Galicia tenga como “padre de la patria” o como “escritor nacional” a una mujer es también muy significativo de la originalidad y del carácter emancipatorio del proceso iniciado en el Rexurdimento y que ella encabezaba.

JG: El próximo año, 2015, hará 130 años del fallecimiento de la escritora. ¿Han programado actos conmemorativos desde la Fundación?

AA: Aún estamos con la resaca de la celebración de los 150 años de Cantares gallegos… La fecha del 15 de julio, aniversario de su muerte, es especialmente señalada para la Fundación, que hace coincidir con ella el acto más solemne que organiza. Ahora bien, como usted dice, el próximo será un año especial. Tal vez llegue el momento de acordarnos del “Simiterio d´Adina”, ese espacio de extraordinario poder evocativo en la obra de Rosalía.

JG: Por último, agradecerle de nuevo su acogida y desearle todos lo éxitos en su gestión como Presidente de la Fundación. Todos los que amamos a Rosalía, su obra y su Galicia, así lo esperamos.

Muchas gracias.

AA: Muchas gracias a vosotros por vuestra visita.

En Padrón. Primavera de 2014

Facebooktwitterby feather