Justo Navarro en la «PosTertulia» de Cornvcopia

La «PosTertulia» de El Toro Celeste tuvo la suerte de contar, el pasado 21 de enero, con el reconocido escritor Justo Navarro, quien estuvo conversando sobre su ensayo El videojugador (Anagrama, 2017) con los presentadores, José Ignacio Díaz Pardo y Adrián González da Costa.

Quien haya leído a Justo Navarro sabe de la calidad de su prosa (premio Herralde de novela) y de su verso (premio nacional de la crítica y dos veces premio de la crítica andaluza). Pero Navarro es, además, un pensador lúcido y un valiente defensor de unas ideas que, a veces, pueden no ser del gusto del poder, llámese este como se llame. Nada de lo que decimos es nuevo: lleva años demostrándolo en sus columnas. Sin embargo, en este libro, su primer ensayo, Navarro nos permite apreciar con más detalle el desarrollo de sus ideas sobre un tema, en concreto, el del individuo que, asumiendo el mando de un videojuego, se convierte en videojugador, sin que eso signifique, paradójicamente, tomar el control del personaje que parece manejar, pues el control, nos dice Navarro, siempre lo mantiene el videojuego, que nos obliga a obedecer a sus reglas, si queremos seguir jugando. Aunque fue publicado en 2017, no es malo el momento elegido para sentarnos a hablar de este libro, pues, a finales de 2019 se desarrollaron en España, al menos, tres exposiciones de videojuegos: Game On (Fundación Canal de Madrid); Videojuegos. Los dos lados de la pantalla (Fundación Telefónica de Madrid) y Game Play. Cultura del videojuego (Centro de Cultura Contemporánea de Barcelona).

El videojugador, con múltiples referencias al cine, la literatura, la lingüística y la filosofía, se compone de dos partes bien documentadas y redactadas de manera entretenida: la primera delimita el campo de estudio y reflexiona entorno a los conceptos básicos; la segunda realiza un interesante recorrido por la historia de los videojuegos.

Las ideas que Navarro pone sobre la mesa son muchas y muy reveladoras. Sirvan de muestra algunos pocos destellos: La industria de la ficción y la evolución electrónica es continua, un fluido único. O Las ideas se suceden: las máquinas digitales están diseñadas para que fundan en una única temporalidad trabajo y no trabajo: mezclan ocio y negocio. El videojuego se nos muestra, en definitiva, como un método de adiestramiento del ciudadano donde se enseña al jugador a entenderse con los ordenadores y a familiarizarse con los teclados con el fin de enseñarle a obedecer órdenes. Pero hay muchos otros muchos temas, como la creatividad, la convergencia de las artes, etc.

Hablamos de videojuegos, especialmente clásicos, pero también de Alfonso X, Gombrich y Huizinga (y su círculo mágico).

A continuación puedes ver el vídeo completo del encuentro:

 

Reseña realizada por Adrián González da Costa.

Facebooktwitterby feather