Javier Espinosa nació en Campillos en 1953 y falleció en Málaga en el año 2000. Sus múltiples facetas como creador, -además de poeta, fue dibujante, grabador, ceramista, músico y editor- hizo que su presencia fuera constante, y así se le recuerda, en muchos de los acontecimientos culturales más transgresores de la ciudad de Málaga. Su poesía, que no podemos adscribir a una generación determinada, oscila entre el malditismo visionario de sus primeras composiciones, en las que se exalta lo que de oscuro y demoníaco subyace en el ser humano, y la desolación de quien se siente llagado por emociones inexplicables: el dolor que produce la cercanía de la belleza o la imposibilidad de una armónica correspondencia amorosa.
Entre sus publicaciones se encuentran La voz de la serpiente (1981) y De Jardín de mi agonía (1988), Entre el Tigris y el Éufrates (1998) y la antología Poemas de arco nocturno (1983).

Javier Espinosa en El Toro Celeste

Antología del túnel.Cuatro poetas adversativos