Nuestros libros

Revistas etc

Antonio Parra: Selección de poemas

Selección de poemas
Por Antonio Parra

ALGÚN DÍA
Ese día en el que ya no vuelva a la jubilosa luz
que se palpa crecer en los bordes del agua,
un signo, como señal brevísima, acuñará tu olvido
cual abierta cicatriz del canal derramándose.Aunque veas la vestimenta rota de las estaciones
sobre el estilete del mármol del desbaratado puente,
el hábil artificio de las ramas del decir, envolverán
con su engaño el incendio de mi voz deshabitada.

Y en la noche decayendo, cuando la alondra duerma,
un acogedor silencio señalará mi paso como huella
indeleble, y en el agónico hilo de tu desolada forma,
vagará mi sombra en los días perdidos y acabados.

(De Elogio del olvido, 2013-2014)

Continuar leyendo

Facebooktwitterby feather

René Vázquez Díaz: «Una reina de mala calidad»

Una reina de mala calidad
Por René Vázquez Díaz

René Vázquez DíazDulce Ortiz mató al padre de su hijo cuando fileteaba una cherna de ocho libras. Fue a las dos de la tarde en la cocina de su diminuto apartamento de Miami Beach. Sin avisar que vendría, su ex marido llamó a la puerta. Ella abrió sin saludarlo, con el delantal embarrado de pescado y el cuchillo en la mano, dijo entra, Mario, pero vete rápido mira que espero visita. Dulce volvió a la cocina y él la siguió de cerca, hablando del alcoholismo de Eduardito como quien avanza dando arcadas, sin llegar a vomitar: un muchachito alcoholizado, no más que un adolescente ¡y tú tienes la culpa!, increpó. Eduardito tiene veinticinco años, precisó ella serenamente, con el cuchillo detenido en un filete a medio tajar. Él no dijo lo que ambos sabían, que el alcoholismo fue al principio; ahora su drogadicción era mucho más grave.

Tu hijo es un drogadicto y tú lo sabes, dijo él como si hubiera leído sus pensamientos y sin mirarla; nunca fuiste una buena madre, todas las semanas le dabas el culo a un tipo nuevo, negros, mulatos, chinos, todo el pueblo chismoseaba y me llevé al niño de Cuba para buscarle un futuro mejor. Hastiada de escuchar la misma cantaleta con aquella voz que el tiempo, el cigarro y los quebrantos habían hecho corrosiva, ella respondió sin mirarlo: pues mira, chico, aquel futuro es esto. Entre tú y tu madre lo hicieron un blandengue con miedo a la vida, prosiguió él; un haragán con odio al trabajo. Ah, espera, lo paró ella, esta vez mirándolo de frente, ¿y tú en qué coño trabajas, Mario? Porque nadie sabe de qué vives. Él concluyó como si no la hubiera oído: por eso Eduardito se echó a perder, por el mal ejemplo que le diste desde chiquito, no es fácil crecer con una madre puta.

Continuar leyendo

Facebooktwitterby feather

Juana Castro: «Un ramo de lilas en pedroches para Pablo García Baena»

Un ramo de lilas en pedroches para Pablo García Baena
Por Juana Castro
(29 de marzo de 2009)

Juana Castro, imagen extraída de su web

Para hacer un ramo de lilas hay que atravesar primero la niñez y el calvario. Por el camino podemos oler el cabello blanco de nuestra abuela, repeinado en un moño de peinas finas. Y corretear por las ruinas del segundo corral de la casa paterna, allí donde el pequeño gallinero se escondía de la luz. Quedarán unos brotes de cebollino, tan apretados como si les faltara espacio. Y un rosal silvestre, cuyas corolas recién abiertas nos acercarán al color que buscamos. No estaría de más revolver el baúl de la cámara hasta empapar los dedos del verde fiero de los cuadros y las iniciales bordadas en la alforja de fiesta. Con el aroma a hilo tostado del faldón y la capa de cristianar estaremos enjaezando el tiempo de las risas: ya el velo en los hombros subiremos la Cuesta de Santa María para contemplar la torre, tan piedra y tan alta y tan airosa. El frío será hermano del viento que enfila la calle de las Monjas y se cuela por ventanas y puertas.

Ayudaría también cantar un tema antiguo a las puertas de la ermita, canción de amor encendido a la Virgen de Piedrasantas: Vida esperanza y dulzura / del alma que en ti confía. / Madre de Dios, Madre mía,/ todo mi amor para ti. / Mas si mi amor te olvidare,/ Madre mía, madre mía,/ mas si mi amor te olvidare,/ Tú no te olvides de mí.

Continuar leyendo

Facebooktwitterby feather

Sucríbete a nuestro boletín

AGENDA

<< abril 2020 >>
lmmjvsd
30 31 1 2 3 4 5
6 7 8 9 10 11 12
13 14 15 16 17 18 19
20 21 22 23 24 25 26
27 28 29 30 1 2 3